12 ago. 2012

Australia se plantea autorizar la caza de cocodrilos para promover el turismo.


Australia someterá a consulta pública la posibilidad de autorizar los safarispara cazar cocodrilos marinos en el norte del país. La propuesta, abierta al público hasta el 25 de junio, persigue promover el turismo y fomentar el empleo entre los aborígenes, informan los medios locales.
Los gigantescos cocodrilos de estuario, que llegan a medir hasta siete metros y pesar unos 1.000 kilogramos, habitan las áreas pantanosas del sudeste asiático y el norte de Australia, donde están protegidos a nivel nacional y local.
El Territorio Norte de Australia lleva once años buscando que el Gobierno de Camberra le permita convertir a los cocodrilos marinos (Crocodylus porosus) en trofeos de caza.
El ministro jefe del Territorio Norte, Paul Henderson, ha comentado a la emisora ABC que el Gobierno australiano ha accedido a la posibilidad de enmendar el plan de gestión de cocodrilos para su jurisdicción e incluir la caza de estos animales por un período de prueba de dos años; fijando una cuota anual de unos 50 cocodrilos.

Safaris y aborígenes

Henderson manifestó que los safaris permitirán crear puestos de trabajo para los aborígenes, ya que un 70% de sus tierras ancestrales en el Territorio Norte están pobladas por los gigantescos reptiles.
Algunos de los representantes aborígenes del área coinciden con Henderson, pero otros se oponen por razones culturales. Algunos grupos ecologistas, por su parte, consideran que podría poner en peligro a la especie.
Antes de la década de 1970 se contaban solo con unos 3.000 cocodrilos de estuario, variedad que había sido cazada de forma indiscriminada por su piel.
A mediados de la década de 1990 la población de cocodrilos se recuperó hasta llegar a los 75.000. Hoy, se calcula que existen más de 100.000 ejemplares en toda Australia, según datos oficiales
Para leer la noticia: